Hasta aquí puedo leer

Pues si, surgió el amor no hace mucho, unos cuatro años… amor, pasión, viajes, algún enfado, reconciliaciones, te presento a mi familia, vámonos a vivir juntos, quiero un hijo. Y en esas estamos.

Si llego yo a saber toooodo lo que hemos pasado y hecho para estar donde estamos hoy habría empezado el día que nos conocimos jajajajaja, pero a saco “hola me llamo X y quiero tener un hijo contigo, tranquilo que nos va a ir muy bien y todo eso pero no podemos perder tiempo, te parece?”. Seguro que el chaval me decía que si a la primera jejejeje

Creo que todas las parejas que tenemos problemas de reproducción pasamos un tiempo mas o menos largo en intentar embarazarnos a la tradicional, la de la cama/sofá/lavadora o lo que pilles y cigarrito de después. Nosotros no estuvimos así mucho tiempo, creo que aprox cuatro meses. Direis que soy una ansiosa de la vida, pues si 😉 pero aparte es que ya tenemos una edad…y además coincidió que al cuarto mes me tocaba ginecólogo y ahí empezó todo…

Voy a hablar poco de ello porque no tiene mas chicha de donde sacar: tengo sindrome de ovarios poliquísticos, con su tendencia a la obesidad, su resistencia a la insulina y su hipertensión. Para lo cual me tomo una pastillita para cada cosita y santas pascuas. Intento mantener el peso y hago muuuucho ejercicio.

Esto conlleva problemas de fertilidad en la mayoría de los casos, unos mas salvables que otros. Hay mujeres que con dieta y ejercicio se quedan. Hay otran que con el famoso Citrato de Clomifeno. Otras que tenemos que recurrir a Fertilidad  y otras que o bien se han rendido, o las han hecho rendirse por lo largo y costoso del proceso o directamente no han podido aún intentándolo todo.

Este mundo de la fertilidad es duro, muy duro, jamás pensé que tanto. Llevamos mi chico y yo tirando a dos años sin usar ningún método anticonceptivo y no ha habido ni una ocasión de embarazo. Casi dos años de regular mi regla, bajar de peso (unos 8 kilitos), ver si ovulaba, relacioones programadas, Omifin durante 4 ciclos y nada de nada. Y cada mes, cuando la señora de rojo (la muy hija de mala madre) aparece te llevas la desilusión y vienen las lágrimas.

Tras ese cuarto mes de Omifín (citrato de clomifeno para provocar el crecimiento folicular) a él le hicieron un seminograma (gracias a los dioses que a algún médico le dio por mirar si sus bichines iban bien o mal antes de seguir hormonándome…) y vimos que encima teníamos mas problemas. Teratozoospermia, un 2% de esperatozoides con forma normal. Se nos hundió el cielo. Jamás ibamos a ser papás.

Decidimos pasar de la Seguridad Social, con todos mis respetos. Nos dieron cita en aquella consulta de Mayo de 2013 para Octubre de 2014 y solo para la primera visita! Luego las listas de espera para pruebas y mas pruebas, tratamientos y demás. Y ya nos avisan que al menos dos años para fecundación in vitro.

Ahí llego la primera visita a Ginefiv y llegó la esperanza

Churumbeles

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario si te apetece

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s